skip to Main Content

🌞 Justo antes de que pegue el frío de verdad se nos ocurrió -un día cualquiera- almorzar afuera (literal). Pensamos rápidamente opciones y se nos vino a la mente probar un mediodía en Tropel. 😎

Éramos 2 comensales y aquel miércoles de otoño el sol bondadoso pedía cervecita + chambuchito. 📝  Nos anotamos con una Rock’nrolla Simple (sin lechuga) y un Sándwich de mila especial, ambos acompañados por papas, obvio. 🍟

🍔 La burger Rock’nrolla es un tema de Spinetta, los sabores fluyen armónicamente, cada tanto sorprende un tono inesperado y el final es éxtasis para el paladar. La carne, el jamón, el queso, tomate, huevo, EL PAN… ¡todo tiene un porqué! Y además… vos querés sol.

🥪 El Sándwich de milanesa es una bestialidad, imposible terminarlo, un despropósito 💣. El pan parece algo duro pero es una hermosura, no tiene crítica alguna. La milanesa tiene un grosor interesante y se deja comer sin pasar papelones. La panceta, el cheddar y la barbacoa le dan ese dejo burguesero que en este caso le queda muy bien a la milanga. 😋

🍺  Acompañamos con una IPA de la casa (@cervezatropel) y una cocucha como para llegar con lo justo a la cama y levantarse cuando el cuerpo lo decida. 😴  ¿Algo mejor que una siestita después de un mediodía así? 🤤

💰 Pagamos un total de $1.160 y nos llevamos medio sándwich de milanesa a casa adentro de una cajita, felices. Y además pudimos disfrutar del solcito del mediodía en Tropel. 🌞

Por si no te conformás con un almuerzo así de bomba y también querés cenar potente para dormir como un bebé, mirá todas las buenas burgers que hay en Luján.