skip to Main Content

Hace algunas semanas caímos en la sucesión de las pizzas de Fibonacci, una propuesta poco convencional de un nuevo delivery de pizzas infinitamente sabrosas.

Hace ya tiempo nos llegó el rumor de su apertura pero decidimos probar un par de meses para dejar macerar sus recetas (?) 🤔

Fibonacci tiene 2 estilos de pizzas 🍕: Nueva York y Nápoles, ¿quieren arriesgar cuál probamos? ¡Así es… las dos! 😋

👉🏼 Las de la ciudad que nunca duerme se piden por porciones (slice generoso) y las de la ciudad maradoniana se piden en su formato individual (4 lindas porciones).

Acá elegimos un slice de Pineapple & Pork 🐷 y una individual de Fugazzeta.

🗽 La Neoyorquina nos voló la peluca, una combinación original de sabores que maridan a la perfección: muzzarella, ananá, cerdo a la barbacoa desmechado, salsa de tomate y aderezo “sweet toffee”. La masa muy bien lograda y la porción adecuada (no sobró nada) 🤷🏻‍♂️

🇮🇹 La Nápoles ya era un sabor más conocido por nos, los comensales, pero de todas maneras debemos reconocer su indiscutible calidad. Una masa noble, con gustito a piedra y de borde crujiente 👌🏼

¿Conclusión? Ctrl + D y “Fibo” en favoritos ⭐

💰 Las pizzas de Fibonacci llegaron a horario, pagamos $450 en total y comimos dos adultos sin ningún tipo de culpa.

📝 Anoten: @fibonacci.pizza para su próxima cena 😉