skip to Main Content

Un par de viernes atrás finalmente tomamos la decisión de conocer y probar el menú que promete @calamargo_fishandchips de pescado frito.

Primero chusmeamos las propuestas que muestran en su Instagram, nos sacamos algunas dudas y luego fuimos derechito al WhatsApp. 📲

Encargamos una porción de chunks crispy y otra de camarones rebozados (ambos vienen con papas fritas). El pedido por Whatsapp tuvo algunos malos entendidos pero logramos destrabar los desencuentros interpretativos y a los pocos minutos estaba nuestro recado en casa.

📦  La porción viene en una simpática cajita que cobija muy bien cada menú. La temperatura impecable, realmente el pedido llegó incluso unos 10 minutos antes de lo acordado.

Como era de esperar ambas opciones son una panzada de fritanga por donde las mires, si vas a buscar eso estás en el lugar indicado.

Los chunks ($320) están muy bien logrados, verdaderamente crocantes, buen tamaño y rico sabor. Quizás algún dedito más completaba un poco más la cajita y nos dejaba 100% satisfechos.

Las papas ocupan su buen lugar, son el “colchón” de la caja y le quitan espacio al ítem protagónico. No son la mejor versión de papas fritas, quizás un poco pasadas de aceite o el mismo vapor de la caja las desdibujó más de la cuenta.

Los camarones ($450) de buen sabor aunque de baja estatura. La cantidad respetable, un puñadito más le hubiese quedado divino para disfrutarlos como se debe.

Acompañamos la comida con 2 dips muy buenos: barbacoa y alioli; ambos perfectamente logrados y maridaron de maravilla con los fritos elegidos.

💰 Pagamos en total $770, un precio que no permite antojarse de pescado frito muy seguido pero sí podemos tenerlo presente cada cierto tiempo. ¡Volveremos en forma de calamares y cornalitos!